Gruffydd ap Llywelyn, rey de Gales

Llywelyn ap Iorwerth

Gruffydd ap Llywelyn, nacido en el año 1007 y también llamado el Rey de los Britanos, fue el monarca de todo el territorio de Gales desde 1055 hasta el mismo día de su fallecimiento, en el 1063. Por ello se le recuerda como el único rey galés en conseguir dominar la completa extensión del país. Según la tradición, en sus años de juventud vio como un cocinero trataba una y otra vez de sumergir en agua hirviendo un trozo de carne para guisarlo, pero la carne volvía a subir para mantenerse a flote, lo cual tomó como una visión de lo que debería ser su vida en adelante, siempre hacia arriba.

Cuando en el año 1039 el rey Iago ab Idwal, cae víctima de una conspiración y su hijo de apenas 4 años es exiliado en las cercanía de Dublín, Gruffydd logra hacerse con el reino de Gwynedd, anexionando el territorio al reino de Powys, el cual había usurpado anteriormente. Poco después, en el 1043 asalta el reino de Deheubarth, haciendo huir a su rey Hywel ab Edwin, que intentará recuperar su trono con la ayuda de los daneses, pero muere a manos del propio Gruffydd.

El rey de Gwent consigue terminar con la presencia de Gruffyd ap Llywelyn en Deheubarth, proclamándose como rey del territorio recién conquistado, y manteniendo su dominio durante los años posteriores, a pesar de los continuos intentos de Gruffyd por reconquistarlo. Finalmente, en el año 1055, Gruffydd ap Rhydderch, rey de Deheubarth cae en combate y el reino vuelve a sus manos. Después llegaría una alianza con Aelfgar de Mercia, quien perdió sus tierras en un ataque por parte de Harold Godwinson, que tuvo como resultado la derrota de los normandos y la total destrucción de su fortaleza en la ciudad.

En el año 1056, y ya con el dominio de la totalidad de territorio galés, llega por parte de los ingleses el reconocimiento de Gruffyd ap Llywelyn como monarca, logrando una hazaña nunca antes vista por un rey de Gales. Esta situación comienza su declive cuando fallece Aelfgar de Mercia en el año 1062, tras lo cual los ingleses lanzan un ataque sin previo aviso sobre Rhuddlan, donde estaba la corte de Gruffydd, quien escapó por muy poco de ser capturado.

Gruffydd ap Llywelyn, el gran rey de Gales es asesinado en su exilio de Snowdonia el 5 de Agosto del año 1064, y según cuenta la tradición, a manos de Cynan ap Iago. El padre de Cynan, irónicamente, había muerto por la espada del propio Gruffydd 53 años antes.

Foto vía: photosofchurches

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Gales



Deja tu comentario