Branwen, hermana de Bran el Bendito de Gales

Branwen_drudwy

Branwen era conocida como la hermana de Bran, el Bendito de Gales. Una hermosa muchacha que se vio obligada a casarse con el rey irlandés Matholwch para poder encontrar paz entre Gales e Irlanda.

Si bien es cierto que Bran había acordado este matrimonio, otro de los hermanos, Efnisien, se oponía rotundamente a este enlace. Así, decidió por su cuenta ofender al rey Matholwch cuando viajaba a Harlech para la boda. Mutiló brutalmente a sus caballos de una manera tan grave que hubo que sacrificarlos.

Evidentemente el rey irlandés montó en cólera. No obstante, Bran, astutamente, agasajó a todos sus invitados con miles de regalos y disculpas. Les regaló así uno de los tesoros más importantes de gales, un caldero mágico de origen irlandés que podía devolver la vida a los guerreros muertos, aunque privados de la palabra.

La boda se celebró, Y Branwen fue llevada a Irlanda como esposa del rey. Durante un tiempo vivieron felices y unidos. No obstante, poco a poco el resentimiento del rey fue aflorando. Alimentado por sus consejeros, comenzó a culpar a su mujer.

La confinó a las cocinas de palacio, donde era vejada diariamente por los criados. Asimismo, tomó medidas más que suficientes para que Bran no supiera de su estado ni su ubicación.

Aun así, Branwen era muy inteligente y entrenó duramente a un estornino para que pudiera llevarle un mensaje a su hermano. El pájaro cumplió su misión, y Bran decidió invadir Irlanda sin pensarlo dos veces.

Recordemos que Bran era un gigante, por lo que no encontró problema en surcar el mar de Irlanda llevando sobre su espalda a toda su flota y hombres.

Los irlandeses poco a poco iban retrocediendo al otro lado del río Shannon mientras destruyeron el puente. No obstante, resultó absurdo, pues Bran tenía tal tamaño que formó él mismo un nuevo puente para que su ejército pasara.

Finalmente Matholwch se vio reducido e intentó calmar a Bran. Alegó que cedería la corona al hijo que Branwen le había dado. No obstante, Efnisien, nuevamente lleno de rabia boicoteó los planes y lanzó al muchacho al fuego.

La lucha se reanudó nuevamente y aunque Bran tenía fuerza y un gran ejército, recordemos que los irlandeses contaban con el caldero mágico. No obstante, Efnisien se metió nuevamente en esta lucha y decidió destrozar por completo el caldero mágico. Los galeses ganaron y dejaron tan sólo a siete hombres con vida.

Bran fue herido mortalmente por un dardo mágico. Así pues, ordenó que le cortaran la cabeza y la enterraran en el monte Blanco de Londres mirando al este, pues así podría detener a nuevos invasores.

Branwen murió en Gales, con el corazón completamente destrozado por ser la culpable de que dos grandes países se sumieran en la más absoluta ruina.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cultura y tradición galesa



También te interesará...

Deja tu comentario