Qué ver en el pueblo de Conwy

Conwy

Gales cuenta con rincones maravillosos. Pueblos perdidos con magia y encanto más que suficiente como para robarnos el corazón. Nos fijamos en Conwy, un pueblo al norte de Gales que destaca por su belleza; y es que estamos ante un pueblo medieval que tiene muchísimo que ofrecernos.

Si buscamos motivos para visitarlo, lo cierto es que no nos faltarán. No obstante, una excelente razón es que se encuentra a tan sólo una hora de ciudades como Liverpool o Manchester, por lo que puede convertirse perfectamente en una excelente excursión de un día si nos alojamos en estas ciudades.

Los orígenes de este lugar los encontramos en la época romana; y es que la zona se antojó interesante para los romanos que vieron prosperidad en la pesca de mejillones. Así, Conwy siempre ha estado ligado a esta actividad, existiendo en el pueblo un museo dedicado a los mejillones ubicado en el puerto.

Conwy se trata de un pueblo histórico lleno de detalles que nos encantarán. Por ejemplo, disfrutaremos al máximo observando su preciosa muralla; y es que efectivamente, este pueblo medieval estaba protegido por una gran muralla que partía desde su imponente castillo, un castillo construido en el siglo XIII y que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta fortaleza destaca, entre otros, por ser uno de los ejemplos más destacados de las fortificaciones construidas por el rey Eduardo I de Inglaterra cuando conquistó Gales. De la muralla encontramos una gran parte bien conservada, así como tres de las puertas originales.

En cuanto al castillo, destacamos dos enormes patios y ocho torres. Sin duda un paseo estupendo por las entrañas de esta fortaleza que se verá reforzado por la visita a las murallas del castillo, desde las cuales disfrutaremos de unas vistas asombrosas del pueblo fortificado y la bahía.

En el pueblo encontramos además un sinfín de casas medievales. Algunas de ellas nos sorprenderán por su belleza exterior, muchas otras podrán visitarse por dentro, como por ejemplo la Gran Mansión o Plas Mawr. Se trata de una casa construida en el año 1585 y que es un ejemplo exquisito de la arquitectura isabelina. Así, en su interior encontraremos grandes salones con una decoración llena de detalles, así como una alta torre desde la cual podremos maravillarnos con una vista impresionante del pueblo.

También son destacados otros lugares como la casa de piedra Aberconwy House construida en el siglo XIV, la iglesia de Santa María del siglo XII o lugares tan curiosos como la casa más pequeña de Gran Bretaña, inscrita evidentemente en el Libro Guiness de los Récords.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: perki496

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Conwy



Deja tu comentario