La historia del castillo de Raglan

castillo-raglan

En el condado galés de Monmouthshire, en el sudeste del país, se alza uno de los castillos en ruinas mejor preservados de Gales: el Castillo de Raglan. Fue construido entre los siglos XV y XVII, siglos en los que importantes familias locales construyeron fortalezas a medio camino entre castillos y lujosas mansiones rodeadas de jardines, terrazas y parques.

Historia del castillo de Raglan

Después de la invasión normanda en Gales, las tierras de Raglan fueron entregadas a William FitzOsbern, conde de Hereford y el señor local pasó a ser la cabeza de la familia Bloet, por los menos entre los siglos XII y XIV. Del primer fuerte construido en la zona no quedan mas que relatos y suposiciones. Lo que queda del castillo actualmente comenzó a construirse por órdenes de William ap Thomas, miembro de una familia galesa sin estirpe casado en primeras y segundas nupcias con dos mujeres de riqueza y abolengo.

A su hijo, William Herbert, conde de Pembroke, se le debe las remodelaciones y ampliaciones del castillo en gran escala. El castillo y los jardines llegaron a ser algo espectacular pues incluían orquídeas y estanques de peces alrededor de la fortaleza. En el interior del castillo había tapices franceses, platería y obras de arte, todo acorde al lujo que gustaba a la familia que lo ocupaba. Pero William Herbert fue ejecutado por los Lancaster junto a Lord Warwick, «The Kingmaker», en el año 1471, y  entonces el castillo pasó primero a su hijo y años después a una hija de éste último. La nieta de William Herbert, Elizabeth, que estaba casada con un Somerset, fue la pieza clave para el cambio de apellido en la titularidad del castillo.

Años después, el castillo de Raglan fue sitiado por las fuerzas del Parlamento y finalmente cedió ante la presión. Parte del castillo fue destruido y la gente del pueblo entró a ver qué podía capturar, así que se perdieron obras de arte, carpas de los estanques y antiguos libros y documentos galeses de la biblioteca. Hasta después de la marcha de Cromwell y la vuelta de un monarca al trono, los Somerset no retornaron al castillo. Entonces comenzó una nueva etapa de reconstrucción y embellecimiento.

Pero ese no es el final de la historia. Cuando la familia Somerset comenzó a construirse otras residencias, decidieron utilizar el castillo a modo de cantera y almacén de marcos, puertas y ventanas, y lo fueron desmontando lentamente. Finalmente, en 1938, fue entregado al estado y desde entonces lo que quedó del Castillo de Raglan es una atracción turística.

Para visitar el castillo:

Reserva en: Excursión por la Abadía de Tintern, el castillo de Raglan y la campiña galesa

Lee también sobre: El pueblo de Raglan

Foto vía: Philip Halling

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Castillos de Gales



Comentarios (1)

Deja tu comentario