Caminando por el sur de Gales

Imágen de la Bahía de Llanelli

Caminar es una actividad que no tiene edad y nos pone en contacto con nuestra esencia humana. Sin coche a la vista nos reencontramos con nuestro primigenio medio de transporte: las piernas. Y entonces el contacto con la naturaleza es directo. Lo cierto es que Gales es un país precioso para caminar pues tiene una variedad de paisajes increíble. Si vas a estar por el sur de Gales entonces estás de enhorabuena pues es más hermoso todavía con playas, acantilados, colinas ondulantes, parques costeros nacionales, valles profundos, canales, ríos y mucho más.

El sudoeste de Galés abunda en playas, colinas, páramos y acantilados. Es la tierra de la Bahía de Swansea, de Pembroskhire y de Carmarthenshire, por ejemplo. Aquí está el único parque nacional costero de todo el Reino Unido y el sendero nacional más largo de todo Gales también. Si viajas al este encontrarás mas senderos que cruzan colinas y valles y te toparás con una línea costera tan especial que está protegida por el estado. Es la tierra de la Costa Glamorgan y de los Valles Wye y el Valle de Usk.

Estos dos últimos valles, por ejemplo, están situados justo en la frontera entre Gales e Inglaterra y cuando el clima acompaña son destino de excursionistas provenientes de todo Europa. Hay muchos ríos y arroyos así que la mayoría de los caminos en algún momento aprovechan estos cursos de agua. Se trata en general de caminos de larga distancia y entre ellos está el famoso Sendero Offa’s Dyke. También está el Wye Valley Walk, un camino bien señalizado. La zona está llena de castillos, repleta, y hay incluso un legado romano a la vista.

Así, tienes los castillos de Monmouth, Chepstow, Caldicot o Abergavenny, mansiones históricas como Tredegar House, algún que otro pub embrujado y la hermosa Abadía Tintern, lo que queda del viejo monasterio del siglo XII de los monjes cistercienses.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rutas Turísticas



Deja tu comentario