Los encantos de Caernarfon

Caernarfon

Viajar a Gales implica contar con tiempo suficiente ya que conocer cada rincón y sacar provecho de cada lugar mágico es una tarea que nos costará. Sin embargo, si no contamos con ese tiempo para hacer una escapada larga, siempre podemos marcar en el mapa lugares que han sido y son referentes del turismo por diversos acontecimientos históricos. Es el caso de Caernarfon, una ciudad histórica que los romanos comenzaron a forjar allá por el siglo I.

Caernarfon se sitúa entre el Parque Nacional de Snowdonia y la isla de Anglesey. Un emplazamiento idóneo para poder disfrutar de los encantos del conjunto montañoso de Snowdonia y las deliciosas y pintorescas playas de la Isla de Anglesey.

A pesar de que el lugar ha tenido una larga historia en la que varias civilizaciones han sucumbido a sus encantos, lo cierto es que la atracción por excelencia es el gran Castillo de Caernarfon. Este imponente palacio es uno de los más importantes de Gales. Viéndolo nos damos cuenta de que su grandeza es equiparable a su tamaño, pero además de todo esto es importante debido a que fue construido por Eduardo I de Inglaterra a raíz de su victoria y sometimiento a Inglaterra por parte de Gales. Eduardo I tenía muy claro que quería que el primer rey Inglés en Gales naciera en ese palacio, y aunque no está totalmente demostrado, todo parece apuntar que así fue. El príncipe Eduardo II nacería aquí en 1307.

La enorme fortaleza envuelve la ciudad de un punto a otro, y resulta increíble pasear por sus calles observando las altas murallas y los encantos del recinto. No obstante, Caernarfon cuenta con otros atractivos para el turismo nada desdeñables como por ejemplo el fuerte romano, el tren de vapor, el restaurante flotante o las cientos de tiendas de arte exclusivo.

Sin duda alguna este rincón de Gales es ideal para pasar unos días. Un lugar en el que encontraremos una oferta hotelera amplia que va desde los hoteles más lujosos que podamos imaginar hasta zonas de acampada libre.

Foto vía: anglesey.info

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Caernarfon



Deja tu comentario