Turismo en la localidad costera de New Quay

New Quay

New Quay se encuentra situada sobre la costa del mar en la bahía de Cardigan, en la costa oeste de Gales. Cuenta con un puerto y hermosas playas, que enmarcan otros muchos atractivos turísticos de la localidad.

Los orígenes de esta ciudad tal y como se la conoce en la actualidad se remontan al siglo XIX. Hasta entonces, New Quay fue siempre un pequeño conjunto de casas rodeando la zona portuaria. Los terrenos eran utilizados para la agricultura, y el puerto tenía una actividad pesquera poco agitada.

Pero hacia principios del 1800, la actividad económica comenzó a incrementarse, en parte gracias a la construcción de un nuevo muelle que permitía la llegada de barcos comerciales. Así fue que nuevos habitantes poblaron la ciudad, que continuó creciendo durante muchos años.

Durante buena parte de su historia moderna, New Quay fue una ciudad de intensa actividad marítima, cuyos pobladores eran mayormente marineros o estaban empleados en actividades estrechamente relacionadas. Esta importante actividad portuaria dejó sus huellas en la ciudad, que hoy en día ofrece al turista una auténtica atmósfera costera.

Si bien la actividad marítima comercial fue cesando, actualmente New Quay mantiene su espíritu apasionado por el mar, y muchos eventos de la localidad se relacionan con él. La navegación es una de las principales opciones para el ocio.

Desde luego, una visita por la ciudad no puede eludir el paseo por el puerto y por sus largas playas de arena, que ofrecen escenarios naturales bellísimos. En las aguas de New Quay es posible encontrarse con grupos de delfines que se pasean por la bahía, dando un espectáculo singular a los visitantes.

El centro histórico de la ciudad es otro de sus principales valores. La tradicional arquitectura incluye antiguos almacenes modificados, así como casas bajas y acogedoras con vistas al mar.

Otra de las visitas obligadas es el centro de vida marina, en donde se puede aprender mucho acerca de las especies que habitan las aguas de la bahía de Cardigan, entre ellas los encantadores delfines.

Desde luego, los visitantes podrán disfrutar también de un buen número de restaurantes y tiendas para divertirse y degustar las delicias locales durante la estadía. Y, hablando de gastronomía, la Granja de Miel de New Quay es el sitio ideal para los amantes de la miel, aunque no muy recomendado para quienes teman a las abejas.

Cada año, durante el mes de agosto, se desarrolla la Regata de la Bahía de Cardigan, cuya tradición se remonta al año 1870 aproximadamente. Además de la tradicional carrera de embarcaciones, también se realizan competencias de nado y remo.

Durante el resto del año, también es posible disfrutar de un paseo en bote por la bahía, obteniendo así hermosas vistas de New Quay desde el agua.

Foto vía: Wales Directory

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: New Quay



Deja tu comentario