Como preparar la Salchicha de Glamorgan

Salchicha Glamorgan

Dentro de la variada Gastronomía de Gales también se pueden encontrar varios platos vegetarianos, y uno de los mejores ejemplos de ello es la Salchicha de Glamorgan, una delicia cuyos principales ingredientes son el pan rallado, el queso (en la mayoría de los casos se utiliza el Caerphilly) y los puerros. Aunque los orígenes de esta receta galesa se pierden en el pasado, la primera mención escrita que se tiene de ella es del año 1850, cuando George Borrow la menciona en su libro «Gales Salvaje» durante ese mismo año.

En un principio elaboradas con queso de Glamorgan, de ahí su nombre, esta especialidad de lácteo fue cayendo en desuso con los años, y fue reemplazado por el queso de Caerphilly, cuya elaboración guarda algunas similitudes con el de Glamorgan, y comparten tanto textura como sabor. Una de las ventajas de la Salchicha de Glamorgan es que se puede preparar con sobras de pan del día anterior, pudiendo así aprovechar un poco mejor el material de nuestra despensa.

Aquí está la lista de ingredientes:

  • 175-200g de miga de pan blanco fresco (también vale del día anterior)
  • 150 g de queso Caerphilly o  de queso Lancashire, desmenuzado o rallado
  • Medio puerro o 6 cebollinos, finamente picado
  • 1 cucharada de perejil picado
  • media cucharadita de hojas de tomillo
  • negro pimienta
  • 2 huevos, ligeramente batidos
  • 1 1/2 cucharadita de mostaza Inglesa
  • 2-3 cucharadas de leche
  • 45 g de mantequilla o 3 cucharadas de aceite de girasol

Modo de preparación:

-En primer lugar hemos de poner en un recipiente el pan rallado, el queso, la mostaza y el perejil, además de agregar un toque de sal y pimienta, para a continuación mezclarlo todo muy bien.

-Ahora batimos los huevos y los añadimos al recipiente donde están el resto de ingredientes, para batirlo hasta conseguir una masa consistente. En caso de que quede un poco seca, se puede diluir utilizando leche.

-Cuando tengamos la masa en su punto de consistencia, la separaremos en 16 partes iguales, dándole a cada una de ellas la forma de una salchicha.

-Para darles una consistencia crujiente en el exterior (este paso es opcional), podemos batir un huevo aparte y agregarle un poco de leche, luego podemos empanar las salchichas usando el huevo y un poco más de pan rallado, dejándolas reposar unos 30 minutos antes de meterlas a la sartén.

-Ahora, calentamos bien el aceite en una sartén de fondo grueso, y luego las freiremos a fuego medio tirando a bajo, hasta que veamos que el exterior de las salchichas se haya dorado. Hay que tener cuidado de no tener el fuego demasiado fuerte, ya que lo más probable es que se quemen por fuera pero no se hagan en el interior.

-Resultan deliciosas tanto para aperitivo como para comer, acompañados de una ensaladita de tomate.

Foto vía: ifood

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomia Galesa



Deja tu comentario