- Sobre Gales - https://sobregales.com -

Snowdon Mountain Railway, en las cumbres de Gales

¿Conocer Gales desde la mayor de sus alturas?; ¿cuál es su punto más alto?; ¿subir al Monte Snowdon?…

Las preguntas se me agolparon rápidamente en la cabeza cuando supe de la posibilidad de subir a las cumbres de Snowdonia en tren. Un viaje con mucho encanto, sin duda. Disfrutar de los paisajes galeses desplegándose por las ventanillas de un tren, pero además, hacerlo a más de mil metros de altitud, viendo cómo campos y campos verdes se abren paso ante nuestros ojos, deleitándonos por un lado con las montañas Wicklow, allá hasta donde llega nuestra vista a lo lejos, y con la isla de Man por el otro.

¿En tren? fue otra de mis preguntas. Siempre he sido y seré un apasionado de los viajes en tren. Como se suele decir vulgarmente, así lo mamé desde pequeño viviendo como vivía en una familia de ferroviarios. Desde entonces, desde pequeño, no solo he procurado viajar en tren siempre que he podido, sino que siempre he intentado informarme sobre viajes en antiguos trenes, sobre recorridos históricos o paisajísticos, de modo que aunque fuera de un modo un poco artificial pudiera recrear aquel ambiente que se vivía en la época dorada del tren, allá por mediados del siglo XX.

También Gales cuenta con varios de estos trenes, de los que ya os he hablado en otras ocasiones. Pero hoy, especialmente, os quiero hablar del que llega hasta la cumbre del país, en el Parque Nacional de Snowdonia. Se trata del Snowdon Mountain Railway.

Nuestra particular aventura comienza en la estación de Llanberis, una preciosa localidad que se encuentra a los pies del monte Snowdon, en la ribera del lago Padarn. Os podéis imaginar las primeras imágenes de tan singular viaje, entre lagos, campos verdes y montañas. desde allí pasaremos por dos hermosos viaductos, junto a una cascada y dejaremos atrás una vieja capilla que hay en Hebron. Entre vuelta y vuelta llegaremos hasta Rocky Valley, a mitad de recorrido. Éste es el punto en el que a veces acaba el recorrido, puesto que los días de mal tiempo, y sobre todo, de fuertes vientos, no se permite subir hasta las cumbres del Snowdon.

Se trata de una zona de aspecto volcánico, de apariencia cansada y desgastada. Hay que tener en cuenta que esta montañas, hoy de poco más de mil metros de altitud, en su día, muchísimos años atrás, llegaron a alcanzar bastantes miles de metros más, pero los vientos y las lluvias la han ido erosionando con el paso de los siglos, dándole, eso sí, peculiares formas.

Clogwyn Station suele ser el punto habitual de destino del tren hasta abril. Más allá de este lugar solo está la cumbre, pero sobre todo, entre marzo y abril, ésta está nevada por lo que le es imposible a la máquina llegar allí.

En la cumbre se encuentra el Centro de Visitantes, Hafod Eryri. Allí podrás comprar tus recuerdos, pero sobre todo, desde ese punto las panorámicas de gales son absolutamente espectaculares de modo que prepárate a disponer tu cámara. Será un momento que te aseguro que no se olvida.

La temporada de viaje suele comenzar a mediados de marzo, y generalmente dura hasta principios de noviembre. En noviembre, diciembre, enero y febrero no circula. Además, el tren tiene dos modalidades. La tradicional, en máquina diesel, y sobre todo, la que más encanto tiene, en una antigua locomotora de vapor.

Sigue leyendo sobre Snowdonia y sobre trenes: