El impresionante Castillo de Caernarfon

Caernarfon

El país de Gales puede presumir de ser el que más fortalezas, bastiones y castillos posee, con cerca de 300 edificaciones defensivas a lo largo y ancho de su territorio.  En la norteña ciudad de Caernarfon nos encontraremos con uno de los más impresionantes castillos de Gales, el Castillo de Caernarfon.

Esta imponente fortificación está situada en el estrecho de Menai, sobre una península bañada por el río Seiont, en un importante enclave defensivo. Fue sólo uno de los muchos castillos que fueron construidos por orden de Eduardo I de Inglaterra durante su campaña de sometimiento a los galeses tras la derrota de su príncipe Llywelin, tristemente conocido como «El Último».

La edificación del Castillo de Caernarfon, que se inició en 1283, se prolongó cerca de medio siglo aunque no se llegó a terminar del todo y todavía se pueden apreciar algunas partes que parecen inconclusas, como paredes y murallas a medio hacer. A pesar de que cumple con creces su propósito defensivo, también estaba destinado a ser la residencia de los reyes y el corazón administrativo de la región, representando el ostentoso poder de la monarquía sobre el pueblo galés.

Su extraño diseño visto desde lo alto suele recordar a la forma de los relojes de arena y cuenta con varias torres de forma poligonal que se elevan a lo largo de una extensa muralla, coronada en uno de sus extremos por la llamada «Torre del Águila». El atípico diseño de las murallas, al menos según la estética de los castillos ingleses tradicionales, bien puede estar inspirado en las fortalezas bizantinas, ya que Eduardo I luchó en Constantinopla durante las Cruzadas.

El castillo también ha sido testigo de varias investiduras reales, como por ejemplo las de Eduardo VIII y la del príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra. Hoy en día puede ser visitado, y aloja en su interior el Museo de los Fusileros Reales de Gales además de formar parte del catálogo de Patrimonios de la Humanidad desde el año 1986.

Foto vía: castlewales

Imprimir

Categorias: Caernarfon



Deja tu comentario